La tecnología y la diversidad funcional

Las personas que tienen diversidad funcional tienen diferentes capacidades a otras personas. Sea de una forma u otra, esta circunstancia hace que estas personas cuenten con unas cualidades diferentes.

Hoy día se realizan diversos estudios personalizados que buscan detectar las necesidades de cada grupo de personas con discapacidad. Existiendo diversas aplicaciones para leer las noticias en el móvil; facilitando un acceso más sencillo para la lectura.

Así mismo, existen diversas tecnologías de ayuda de apoyo al usuario en su necesidad de comunicación y de informarse. Algunas de estas tecnologías cubrirían estos ámbitos, como las tecnologías para procesar textos o convertirlos en voz: puede ser como ordenadores…

Algunas necesidades básicas que pueden necesitar las personas con alguna disfuncionalidad: como los portales de información sean accesibles.

Que haya mandos o dispositivos que permitan cambiar de canales de televisión, hacer búsquedas de contenidos, navegar por el teletexto, etc… son otros elementos de ayuda tecnológica a la diversidad funcional.

Dispositivos, aplicaciones que permitan el aprendizaje a personas con diversidad funcional, sea esta visual, auditiva, etc… tomar sus apuntes sin problema en sus cursos o ciclos formativos.

La tecnología con el objeto de facilitar la vida a todo aquel que lo necesite.

Por Alejandro Moreno

(Barcelona

Podemos cambiar como sociedad para que sea un entorno totalmente inclusivo

España, al igual que el resto de los países del mundo, ha tenido que cambiar las leyes, la terminología utilizada y la intencionalidad de sus acciones a la hora de referirse a personas con diversidad funcional. Las sociedades occidentales desde el s.XVIII han sido altamente excluyente. El rechazo de la diferencia con respecto a la norma establecida ha sido una de las señas de identidad de la modernidad.

Por esta razón, para que las cosas mejoren y producir un cambio efectivo y duradero en la nueva sociedad que estamos construyendo todos, es necesario adaptar nuestro vocabulario y dejar de vernos como extraños. Muchas veces pensamos que con grandes hechos se solucionan los problemas y no pensamos que, a veces, con pequeños actos, podemos conseguir grandes cosas. Tenemos que poner de nuestra parte para que todas y todos nos sintamos integrados. Un cambio en la manera en la que vemos la diferencia es la forma para que nadie se siente fuera de lugar. Todos y todas somos diferentes y diversos pero lo que sí tenemos claro es que somos seres humanos que esperamos un trato igualitario y facilidades para poder acceder a todas las maravillas que nos ofrece la sociedad en la que vivimos.

El Estado español ha iniciado desde hace años políticas de inclusión con el objetivo de garantizar los mismos derechos de uso y disfrute de todos los recursos a personas con capacidades diferentes. ¿En qué podemos notar que estas leyes están ya en marcha? Hay muchas cosas que ahora nos parecen lógicas y naturales pero que no lo eran tanto hace relativamente poco tiempo. El hecho de que hayan zonas reservadas exclusivamente para personas con diversidad funcional en los transportes públicos; el uso de rampas para que los accesos sean más fáciles y les confieran autonomía o las facilidades para acceder a puestos de trabajos dignos son señales de que las cosas han cambiado en nuestra sociedad y de que seguirán cambiando en un futuro.

Podemos esperar cambios legislativos pero también podemos adelantarnos y empezar a hacer. Los cambios desde arriba normalmente vienen impulsado por acciones que la sociedad ya ha puesto en marcha, por cambios en el modo de ver las cosas. Como personas y como sociedad tenemos mucha fuerza y ese impulso es el que hace que las utopías dejen de serlo y se conviertan en hechos reales.

Buenas prácticas en el cuidado del Medio Ambiente.

Buenas prácticas en el cuidado del Medio Ambiente. ¿Es posible vivir en un país que sólo utilice Energías Renovables?

 

En la actualidad el “ser verde” ha llegado a tener un significado mucho más profundo que el de poseer grandes hectáreas naturales o el simple hecho de reciclar, cuando hablamos de un “país verde” nos referimos no solo a una región sino a una ciudadanía con un nivel de conciencia ecológica bastante alto, estos países se han dado cuenta de que la calidad de vida y la salud medioambiental son directamente proporcionales y han tomado medidas para evitar formar parte de las llamadas “selvas de concreto”.

Para clasificar un país como “verde” no sólo se tiene en cuenta el número de espacios naturales comprendidos sino la calidad de vida de sus habitantes, su índice de desarrollo humano, la cantidad de ingresos per cápita, la esperanza de vida y la educación entre otros datos.

Quizás pensar en un país capaz de auto-sustentarse con un 100% de energías renovables sea tarea difícil e incluso imposible pero a fecha de hoy ya hay evidencias de ello y es que la autosuficiencia energética ha pasado de ser un sueño a convertirse en una realidad.

Entre los países más respetuosos con el medio ambiente destacan:

  • Costa Rica: está avanzando con paso firme para convertirse en el primer país latinoamericano 100% renovable, para ello apuesta por llegar a 2021 con una matriz energética totalmente basada en fuentes renovables.
  • Islandia: los volcanes de Islandia permiten que su energía esté basada casi al completo en las energías renovables.
  • Suiza: mundialmente conocido por ser el más “verde” del planeta. Ha estado reduciendo su huella de carbono de forma sostenida.
  • Noruega: a pesar de ser un país esencial en el mercado del petróleo, Noruega adoptó una moción que espera convertirlo en un país con cero emisiones de carbono para el año 2030.

A estas alturas queda demostrado que es más que posible conseguir un país autosuficiente y respetuoso con el medio ambiente y, si muchos países no lo son ya o por lo menos se acercan a ello, hay que pensar si esto se debe a la “falta de recursos naturales” o al desinterés tanto por parte de los gobernantes como de los propios ciudadanos. Y es que el medio ambiente no es solo responsabilidad de los altos cargos del gobierno sino también de todos nosotros ya que muchas de las decisiones que tomamos diariamente nos acercan o nos alejan más de esa utopía realizable.

Atención a la Diversidad en Niñas y Niños de 6 Meses a 3 Años

Todos tenemos algún tipo de diversidad funcional. Se trata de un término apropiado, que sustituye a otros más peyorativos como el de “discapacidad” o “retraso”.

En este artículo volveremos a hablar de la diversidad funcional, pero esta vez vamos a centrarnos en los más peques, de 6 meses a 3 años de edad. En esta etapa se utiliza el término de retraso madurativo, donde el niño o la niña tiene afectadas varias áreas de su desarrollo: la psicomotricidad, el lenguaje, el desarrollo cognitivo o la interacción social. A partir de esta edad aproximadamente, dejaremos de llamarlo retraso madurativo y lo empezaremos a llamar diversidad funcional.

Son muchas las formas que hay para trabajar con estas edades, siempre a través del juego.

Se potencian algunas habilidades como las siguientes:

  • El conocimiento del propio cuerpo y el desenvolvimiento en el espacio
  • Las habilidades motrices a través de la estimulación psicomotriz y el juego
  • Las habilidades de autonomía
  • La manipulación, experimentación y diferenciación de objetos y espacios
  • La formación de conceptos como:
    • Asociación de cosas iguales
    • Emparejamiento de objetos, dibujos, lotos,…
    • Clasificación de formas, tamaños, colores, etc.
    • Diferenciación de objetos según el uso, características, etc.
    • Planteando actividades que estén en su zona de desarrollo y en las que haya mínimas posibilidades de error.
    • Recurriendo a ayudas visuales y gestuales que les permita realizar las tareas con éxito.
    • Valorando sus adquisiciones de aprendizaje y sus éxitos

Aquí, en La Aldea de Tenerife trabajamos desde La Ecogranja y desde el Centro Integral de Primera Infancia (CIPI).

En la Ecogranja contamos con Alex, especialista terapeuta ecuestre. El caso más pequeño que ha tenido, ha sido un niño de un año con parálisis cerebral.  Nos explica que de  0 a 6  años hay una estimulación temprana. Se da en esta etapa puesto que hay una mayor plasticidad cerebral por lo que al niño o niña le es más fácil captar y almacenar la información.

A partir de los 2-3 años, se empieza a trabajar la discriminación, a través de colores, formas, etc.

Se potencia también la comunicación, la atención, la coordinación dinámica general, la coordinación óculo manual o el volteo. Importante el factor del juego como instrumento principal.

Por otro lado, en el CIPI contamos con la ayuda profesional de las educadoras, que junto con la colaboración de los padres logran la mejoría de los niños y niñas con algún tipo de retraso madurativo.

Pamela, una de las madres del centro. Nos cuenta su día a día con su hijo Saúl, un niño con retraso madurativo. Los beneficios positivos que ha tenido en la escuela y el trabajo de las educadoras con su hijo, puesto que es un niño que aprende por imitación. Gracias al esfuerzo de todos, el niño ha aprendido a saber estar sentado a la hora de la lectura de un cuento, participar en juegos y en muchas otras actividades.

Al igual que en la Ecogranja, trabajan por medio de juegos. El Centro, intenta que haya las menos diferencias posibles entre los niños, a pesar de las diversidades que puedan tener, por lo que los juegos son los mismos adaptados a su nivel.

Derechos de las Personas con Diversidad Funcional y cómo incluirlas en la Sociedad

¿Cuáles son los Derechos de las personas con diversidad funcional? Exactamente los mismos que los Derechos de todas las personas. No tienen menos ni tienen más. Lo que ocurre es que para poder ejercer determinados derechos van a necesitar que las condiciones se adapten a sus capacidades físicas, sensoriales o psíquicas. No podemos negar sus derechos a 1000 millones de personas (al menos el 15% de la población mundial tiene algún tipo de diversidad funcional).

Antiguamente la Diversidad era un castigo, las familias la escondían y se negaba la posibilidad de desarrollar sus capacidades como podría hacerlo cualquier otro. Entonces ¿por qué se iban a preocupar de garantizar el acceso a los derechos de todos? Ahora la situación ha cambiado, la Diversidad no es un freno. En realidad, todos, en mayor o menos medida, tenemos algún tipo de Diversidad. Ha costado, o está costando aún, llegar a esta conclusión, pero el camino ya está abierto y está avanzando.

Diversidad Funcional – Campo de Verano “Ecoaldea” 2017

Este es un esfuerzo más, una exigencia más que la sociedad tiene que hacer a los políticos, a las instituciones para que pongan más y más medios que faciliten que todas las personas puedan acceder a realizar aquellas cosas que les apetezca hacer y que sientan que deben hacer.

El mundo que vivimos es de todos y cada uno de nosotros tenemos el derecho de disfrutar de las posibilidades que nos ofrece. Primero necesitamos un cambio de mentalidad y dejar de ver la diversidad como un problema y empezar a ver las posibilidades que cada persona tiene. Segundo obligar a que las leyes, no sólo sigan cambiando, sino que se pongan los medios de verdad para esas leyes, no sólo sigan cambiando, sino que se pongan los medios de verdad para que esas leyes se puedan aplicar. Y tercero, vamos a apreciar toda la diversidad que ofrece nuestro mundo y ver todo aquello que lo hace precioso y único.

 

Taller de Atención a la Diversidad y Medioambiente – Campo de Verano “Construyendo una Ecoaldea”

Aquí os presentamos el vídeo del Taller de Educación Ambiental y Diversidad Funcional del primer turno. Una actividad impartida por los compañeros Airam y Alex, en el intento de concienciar a los participantes en estas dos disciplinas; y de la importancia de las mismas.

Un pequeño recorrido en el que Airam y Nidia, nos comentan los elementos fundamentales sobre el desarrollo del taller en este Campo de Verano 2017. Cuanto menos os podréis hacer una idea aproximada de, en qué consisten tanto la Educación Ambiental como la Diversidad Funcional.

Translate »