Alimentación, la base para una visa saludable.

Cuando hablamos de alimentarnos podemos correr el riesgo de pensar que las pautas, lo que se come, las cantidades, etc; no dependen de la edad ni del sexo de las personas. No es así, una correcta alimentación se hace si se tiene en cuenta las circunstancias personales de cada uno.

Por lo tanto la alimentación de un adolescente no debe ser la misma que la de un niño de 8 porque las demandas energéticas no son las mismas. En nuestro Taller de Cocina estamos aprendiendo cómo debe ser esa alimentación según las edades para garantizarnos poder estar sanos. Y como nosotros estamos en esa edad del crecimiento nos estamos centrando en cómo deben comer los niños/as y los/as adolescentes. Algunos de los consejos que nos han dado son:

Hasta un año de edad

La lactancia materna es fundamental en ésta primera etapa de la vida porque los nutrientes y anticuerpos que posee la leche materna adquieren una gran importancia para el crecimiento del bebé.

A partir de los 6 meses se empieza a completar la dieta con otros alimentos poco a poco para que los bebés se vayan acostumbrando a otras texturas y otros sabores. Cereales, frutas, verduras, carnes, legumbres, pescados se van introduciendo poco a poco en diferentes meses y con las cantidades que los pediatras nos vayan indicando.

Correcta alimentación

Cortando una sandía en el Campo de Verano “Construyendo una Ecoaldea” 2016

La infancia

Los “peques” deben acostumbrarse a comer toda la variedad de alimentos que existen. La comida debe ser un momento agradable para que no se produzca rechazo y para ello los niños/as deben acostumbrarse a comer junto con su familia. Los alimentos nuevos hay que ir introduciéndolos poco a poco para no provocar rechazo a nuevos sabores.

Poco a poco hay que ir dejando las comidas trituradas y favorecer el proceso de masticación. También hay que dejar que interactúen con la comida (que la puedan tocar y que participen en su elaboración).

Ésta etapa de la vida es el momento de alimentar bien a los pequeños y de que conozcan la importancia de comer bien. Comer pocas cantidades pero 5 veces al día porque tenemos que evitar niños y niñas obesos. El problema de la obesidad se agravará cuando sean adolescentes y en la vida adulta.

La adolescencia

En esta etapa hay que seguir teniendo una alimentación muy equilibrada evitando el consumo de azúcares y grasas. En la adolescencia crecemos muy rápido, por lo que tenemos que tomar mucho calcio. Además, en el caso de las mujeres, tienen que aumentar la ingesta de alimentos ricos en hierro.

Los adolescentes hacen mucha actividad física y hacen un desgaste mental importante con sus estudios. Por ésta misma razón  hay que garantizara que todas sus necesidades energéticas estén cubiertas.

Translate »