La Bioconstrucción como un medio para el crecimiento de las Sociedades en Desarrollo

Cada vez somos más y, cuanto más somos, más necesidades hay que cubrir.

DOMO – Campo de Verano “Ecoaldea” 2017

Necesidades de alimentación, de formación, de energía, de vivienda,… Pero también sabemos que no podemos crecer de manera infinita porque no hay espacio, los recursos que se necesitarían tienen un coste medioambiental  muy grande y, aunque sólo sea por conciencia, tenemos la obligación de empezar a ser más respetuosos con nuestro entorno y empezar a hacer las ciudades en las que vivimos lugares realmente adaptados para poder vivir de forma saludable.

El cambio no es fácil y, probablemente, no sea rápido, pero ya tenemos excusa para comenzar a intentarlo. Las técnicas de construcción más ecológicas ya están muy avanzadas, se ha demostrado su eficacia y se han descubierto beneficios, no solo medioambientales, sino beneficios para nuestra salud.

Ladrillo Ecológico – Campo de Verano “Ecoaldea” 2017

Estamos en un momento en el que podemos unir “materiales saludables” con el hecho de que el coste energético para su fabricación es muy bajo. Son técnicas de construcción antiguas pero que mejoran su rendimiento con los avances de la tecnología actual que garantizan los estándares de calidad que se exigen hoy en día.

Y, además, podemos mitigar uno de los grandes problemas de nuestra sociedad, que no es otro que el consumo energético. Una vivienda construida según métodos de bioconstrucción puede reducir su impacto energético en un 70%

Se trata de ir aportando granitos de arena para, en la medida de nuestras posibilidades, luchar en contra del cambio climático y, si ya éste es inevitable, al menos no seguir sumando condiciones que lo favorezcan.

¿Qué tipo de Construcciones se pueden hacer con la Bioconstrucción?

En este Campo de Verano “Construyendo una Ecoaldea” lo que estamos aprendiendo como base principal es a cuidar nuestro medioambiente de la manera más integral que nos sea posible. Ello implica no sólo aprender a cultivar con la Agricultura Ecológica, sino también aprender a cuidar el medio, no consumir desmesuradamente recursos que son escasos y, por supuesto, cambiar la mentalidad con respecto a cómo responder a las necesidades básicas de los seres humanos si invadir tan agresivamente el entorno en el que vivimos.

Una de esas necesidades importantes son las de la protección de un hogar. Necesitamos tener un sitio al que llamar “Hogar” en el que poder refugiarnos con las personas que queremos y en los que sentirnos confortados y seguros. Nosotros estamos descubriendo que también podemos ser más ecológicos en el modo en el que construimos nuestros “refugios”. Igual no podemos hacerlo a gran escala (al menos aún), pero estamos aprendiendo que hay muchas zonas del planeta en el que estos métodos de construcción pueden responder a muchas de las necesidades de sus habitantes y, una cosa importantísima, que el coste de su fabricación es asequible a cualquier persona.

Lo primero antes de contestar a la pregunta que tenemos en el título es definir que es la bioconstrucción: Llamamos “Bioconstrucción a los sistemas de construcción realizados con materiales de bajo impacto ambiental o ecológico…”

Pues bien, teniendo en cuenta esta definición, ¿qué tipo de construcciones podemos hacer siguiendo el método de la bioconstrucción?

La respuesta es difícil de dar pero no porque sean escasas las posibilidades sino por todo lo contrario. Podemos construir casi cualquier cosa que queramos construir sólo que sabiendo utilizar correctamente las técnicas de estas fabricaciones (¡eso es lo que estamos aprendiendo aquí!). Les vamos a explicar los dos métodos de bioconstrucción que estamos aprendiendo.

Podemos construir una DOMO: Un Domo no es otra cosa que una vivienda de tipo abovedada y con forma de círculo que podemos construir siguiendo la técnica de “los sacos continuos de rafia” que van rellenos de una mezcla de tierra, agua, arena y cal natural cada uno en los porcentajes correctos. Estas construcciones son increíblemente resistentes a las adversidades climáticas, a terremotos y cuentan con una calidad habitacional muy grande ya que son ecológicas, mantienen la temperatura en un estado casi inalterable y, además, son muy bonitas.

Domo – Taller Bioconstrucción Primer Turno

Podemos construir casas de BALAS DE PAJA: Este tipo de construcción son una perfecta alternativa a la hora de construir nuestras viviendas ya que cuentan con todas las ventajas de una casa ecológica y esta técnica lleva realizándose desde hace muchos años lo que ha demostrado la validez de su uso. Las balas de paja se hacen con los restos que quedan de las cosechas de trigo, cebada, centeno… Este material se compacta en unos bloques que parecen ladrillos (pero un poco más grandes) y esa es la base de la construcción de la vivienda. Hay que recibir una formación básica para saber cuál es la técnica de construcción correcta y los tipos diferentes que se pueden realizar con esta técnica, pero el resultado es espectacular. Una vez recubiertas las paredes nadie sería capaz de distinguir este tipo de construcción de las construcciones que estamos acostumbrados hoy en día con bloques y cemento.

Casa de Paja – Taller Bioconstrucción Primer Turno

Ahora nos pueden parecer métodos antiguos y que no tienen sentido en nuestras ciudades, pero, hasta no hace demasiado tiempo, era la forma de construcción mayoritaria en nuestros pueblos. En épocas de grandes crisis y de post-guerra fueron técnicas de construcción que facilitaron el poder tener una vivienda digna y, debemos tener en cuenta, que nuestras ciudades están enfermando y nos están haciendo enfermar.

Necesitamos tener entornos habitacionales más sanos, más respetuoso con nuestro entorno y que cubran nuestras necesidades básicas. Por ello es importante aprender lo que estamos aprendiendo aquí. Estos métodos de construcción no deben desaparecer de nuestras vidas.

Ventajas y desventajas de las diferentes formas de bioconstrucción

Antes de hablar acerca de las ventajas o desventajas que tiene la bioconstrucción tenemos que definir qué entendemos por bioconstrucción. Nos encontramos varias versiones de lo que ello significa y nosotros nos hemos quedado con aquella que nos dice; la bioconstrucción es una forma de construcción que intenta que el impacto ambiental que genera sea el menor posible.

Para ello utiliza materiales poco contaminantes y el uso de energía que se utilizan están relacionadas con las energías renovables. Al mismo tiempo estas construcciones tienen que integrarse en el entorno en el que se construyen sin alterar mucho su naturaleza.

Dicho esto, deducimos que las ventajas de este tipo de construcción para los seres humanos y todos los habitantes del planeta son muchas. Eso es lo que vamos a intentar deducir y, si las hubiera, destacaremos las desventajas más evidentes de las mismas.

Ventajas:

  • Johana y Cande en bioconstrucción

    Johana y Cande construyendo un muro con súper-adobe

    Los materiales con los que se construye pueden ser reciclados con lo que aprovechamos elementos que ya están y le damos un nuevo uso por lo que reducimos nuestra huella ecológica en el Planeta.

  • Ahorramos energía. Se extraen de fuentes energéticas renovables no contaminamos para obtenerlas y disfrutamos de fuentes de energía que no se agotan.
  • Al estar construidas con materiales naturales las casas en las que vivimos son más sanas que la vivienda que en los últimos años se ha construido. Las casas “respiran” un ambiente más ecológico y menos invasivo para el planeta y para el ser humano. Hay menos elementos tóxicos en la construcción y en el ambiente.
  • Podemos acceder a construcciones ecológicas a menor coste económico que la casa convencional ya que los materiales son más accesibles.

Desventajas:

  • Ubicar estas construcciones en zonas urbanas es bastante fácil pero no cuando consiste en grandes zonas urbanas. Es más costoso debido a la gran masificación humana y de construcción a la que las ciudades están sometidas.
  • Es aún una técnica que está empezando a darse a conocer por lo que su promoción a niveles grandes aún no se ha producido. Son pocas personas las que conocen estas técnicas y, en un principio, se puede pensar que no son viables o seguras.

Seguro que hay más ventajas y desventajas en estos medios de construcción. Nosotros, aquí en nuestro Campo de Verano “Construyendo una Ecoaldea 2016” estamos aprendiendo acerca de la viabilidad de la misma y estamos descubriendo que otro mundo es posible aunque los pasos que se den aún sean pequeños y lentos, pero para que se conviertan en algo grande y más acelerado, por algún sitio y en algún momento, debemos empezar. ¡Qué este sea sólo el primero de muchos pasos, nuestro Planeta se lo merece!

Bioconstrucción, una vuelta a nuestros orígenes más sostenibles.

Nuestro Domo hecho por los jóvenes del Campo de Verano

Nuestro Domo hecho por los jóvenes del Campo de Verano

Antes de nada, ¿qué es la bioconstrucción?: Es un sistema de edificación respetuoso con el medioambiente, tanto en su construcción como en su funcionamiento. Este tipo de estructuras ecológicas tienen muchas ventajas, entre éstas se encuentran: un bajo coste económico, uso de materiales reciclados, ahorro de agua y energía, etc.
Todas estas ventajas, unidas al hecho de que aprender esta técnica es muy sencillo y accesible para cualquier persona, nos hace ver la biocontrucción como una forma de ayudar a la población de países en vías de desarrollo a alcanzar unas mejores condiciones de vida, ya que se tratan de construcciones de calidad y que no requieren de grandes inversiones económicas.

Nuestro Techo Verde hecho por los jóvenes del Campo de Verano

Nuestro Techo Verde hecho por los jóvenes del Campo de Verano

Está claro que no podemos empezar a derribar centros urbanos ni ciudades enteras y empezar a construir nuestras “eco-casas”, no resultaría ni la opción más viable ni la más asequible a estas alturas. En una sociedad tan globalizada como la nuestra es difícil hacer cualquier cambio a nivel general, pero no imposible, ya que todo pequeño cambio por nuestra parte puede ayudar a que nuestras ciudades sean un poco más “viables ecológicamente hablando”.
Existe un amplio abanico de posibilidades en cuanto a cómo podemos mejorar nuestro entorno. Algunas de las que proponemos son:
• Construcción de “huertos verticales” que ayudan a aprovechar los espacios pequeños para obtener de la tierra lo que necesitamos para vivir.
• La implantación de diferentes tipos de energías renovables (eólica, solar, biomasa, geotérmica, etc.).
• Construcción de “techos verdes” en esos edificios que parecen tocar el cielo.
• Construcción de nuevas viviendas teniendo en cuenta la colocación estratégica de sus elementos para que aprovechen al máximo la luz solar; la circulación del aire en el interior; el aprovechamiento del agua; utilización de materiales más económicos y, por lo tanto, menos invasivo con el medio; …

Por último solo queda recordar que las alternativas son muy amplias y que cualquier pequeño cambio orientado hacia una vida más ecologista en el futuro es mucho mejor para nosotros y nuestro planeta.

Arquitectura sí, pero sostenible

En el Campo de Verano “Ecoaldeas 2015” estamos aprendiendo muchas y muy variadas cosas (convivencia, esfuerzo, trabajo, cultivar, cocinar, cuidar nuestro medioambiente,…), pero hoy vamos a hablarles sobre algo que no sólo es importante sino que es el eje central de todo el trabajo que estamos haciendo aquí: La Arquitectura Sostenible.

A simple vista pueden parecer conceptos distantes porque solemos asociar la construcción con la destrucción del entorno y el poco respeto por el medioambiente, pero eso no siempre fue así. Y aquí estamos aprendiendo a construir respetando nuestro entorno y descubriendo técnicas de construcción que son mucho más “viejas” que nuestros abuelos pero que han demostrado ser muy resistentes.

La Arquitectura Sostenible es aquella que tiene en cuenta el medioambiente y pretende fomentar la eficacia energética para aprovechar los recursos del entorno y tener el menor impacto en él. Construye con materiales ecológicos que tienen un bajo impacto en el medioambiente (tierra, adobe, madera, paja, tejados verdes,…). Todos ellos tienen la característica de que son materiales duraderos y reciclables.

Beneficios

Usar este método de construcción tiene muchos beneficios que van desde lo económico hasta la salud de las personas: Las viviendas tienen un mejor aislamiento térmico y acústico; son más resistente ante las adversidades climáticas; favorece a la salud porque estamos más en contacto con la naturaleza; los costes de producción no son tan altos como en la vivienda convencional… Y, tal como estamos comprobando estos días en nuestra Granja Escuela es muy divertido trabajar en y con ella. El método de construcción (siempre guiado por personas expertas en ello) es muy sencillo y al alcance de quien esté interesado en este sistema de construcción. Sólo se necesita mucha ilusión y unos cuantos amigos para que te ayuden a ponerlo en pie.

_DSC0287_1 _MG_1939_1

Translate »