Atención a la Diversidad en Niñas y Niños de 6 Meses a 3 Años

Todos tenemos algún tipo de diversidad funcional. Se trata de un término apropiado, que sustituye a otros más peyorativos como el de “discapacidad” o “retraso”.

En este artículo volveremos a hablar de la diversidad funcional, pero esta vez vamos a centrarnos en los más peques, de 6 meses a 3 años de edad. En esta etapa se utiliza el término de retraso madurativo, donde el niño o la niña tiene afectadas varias áreas de su desarrollo: la psicomotricidad, el lenguaje, el desarrollo cognitivo o la interacción social. A partir de esta edad aproximadamente, dejaremos de llamarlo retraso madurativo y lo empezaremos a llamar diversidad funcional.

Son muchas las formas que hay para trabajar con estas edades, siempre a través del juego.

Se potencian algunas habilidades como las siguientes:

  • El conocimiento del propio cuerpo y el desenvolvimiento en el espacio
  • Las habilidades motrices a través de la estimulación psicomotriz y el juego
  • Las habilidades de autonomía
  • La manipulación, experimentación y diferenciación de objetos y espacios
  • La formación de conceptos como:
    • Asociación de cosas iguales
    • Emparejamiento de objetos, dibujos, lotos,…
    • Clasificación de formas, tamaños, colores, etc.
    • Diferenciación de objetos según el uso, características, etc.
    • Planteando actividades que estén en su zona de desarrollo y en las que haya mínimas posibilidades de error.
    • Recurriendo a ayudas visuales y gestuales que les permita realizar las tareas con éxito.
    • Valorando sus adquisiciones de aprendizaje y sus éxitos

Aquí, en La Aldea de Tenerife trabajamos desde La Ecogranja y desde el Centro Integral de Primera Infancia (CIPI).

En la Ecogranja contamos con Alex, especialista terapeuta ecuestre. El caso más pequeño que ha tenido, ha sido un niño de un año con parálisis cerebral.  Nos explica que de  0 a 6  años hay una estimulación temprana. Se da en esta etapa puesto que hay una mayor plasticidad cerebral por lo que al niño o niña le es más fácil captar y almacenar la información.

A partir de los 2-3 años, se empieza a trabajar la discriminación, a través de colores, formas, etc.

Se potencia también la comunicación, la atención, la coordinación dinámica general, la coordinación óculo manual o el volteo. Importante el factor del juego como instrumento principal.

Por otro lado, en el CIPI contamos con la ayuda profesional de las educadoras, que junto con la colaboración de los padres logran la mejoría de los niños y niñas con algún tipo de retraso madurativo.

Pamela, una de las madres del centro. Nos cuenta su día a día con su hijo Saúl, un niño con retraso madurativo. Los beneficios positivos que ha tenido en la escuela y el trabajo de las educadoras con su hijo, puesto que es un niño que aprende por imitación. Gracias al esfuerzo de todos, el niño ha aprendido a saber estar sentado a la hora de la lectura de un cuento, participar en juegos y en muchas otras actividades.

Al igual que en la Ecogranja, trabajan por medio de juegos. El Centro, intenta que haya las menos diferencias posibles entre los niños, a pesar de las diversidades que puedan tener, por lo que los juegos son los mismos adaptados a su nivel.

La cooperación – Valores

Desde los tiempos del homo-erectus los animales y las plantas han desarrollado una capacidad de relación avanzada. Este valor se hace llamar cooperación, consiste en aportar un granito de arena cada uno de los individuos y beneficiarse todos.

Un humano le da amor y alimento a un perro y el perro le da compañía y fidelidad al humano. Un pez limpia a un tiburón y el tiburón protege al pez. Una abeja poliniza las plantas y las plantas proporcionan alimento y oxígeno. En líneas generales, mediante la cooperación, los seres vivos logran objetivos que como individuos sería imposible.

En El Campo de Verano se coopera de muchas formas, ayudándonos unos a otros a conseguir las metas y un gran ambiente de convivencia. Unos cocinan para todos mientras otros se encargan de congelar momentos mágicos en fotos, vídeos o revistas. Se siembra y preparan alimentos ecológicos para poder comer se forma sana, se construyen zonas comunes para utilizar de diferentes maneras. Además, se enseñan aspectos del cuidado de medio ambiente o a integrar a personas con dificultades.

El Campo de Verano es como un hormiguero, todos nos encargamos de algo beneficioso para el conjunto, tanto de las personas, como de los animales o el resto del Medio Ambiente.

En resumen, una cooperación bien hecha genera felicidad y en el Campo de Verano se hace realidad.

Taller de Atención a la Diversidad y Medioambiente – Campo de Verano “Construyendo una Ecoaldea”

Aquí os presentamos el vídeo del Taller de Educación Ambiental y Diversidad Funcional del primer turno. Una actividad impartida por los compañeros Airam y Alex, en el intento de concienciar a los participantes en estas dos disciplinas; y de la importancia de las mismas.

Un pequeño recorrido en el que Airam y Nidia, nos comentan los elementos fundamentales sobre el desarrollo del taller en este Campo de Verano 2017. Cuanto menos os podréis hacer una idea aproximada de, en qué consisten tanto la Educación Ambiental como la Diversidad Funcional.

Atención a la diversidad. Conexión con la naturaleza.

Taller Medioambiental y Atención a la Diversidad

Alejandro, también con sus compañeros, son los encargados de realizar el taller de atención a la diversidad y educación ambiental. Como el propio entrevistado indica, es uno de los talleres más importante en el tema de las relaciones humanas en la Aldea.

La tierra nos ha dado la vida, por consiguiente, uno de los objetivo del taller es agradecer esta oportunidad a la naturaleza.

Entonces, ahora procedemos con el vídeo en cuestión, donde explicamos todo ésto.

Visita nuestro perfil en Vimeo para visualizar todo el contenido.

Atención a la diversidad - EcoAldea

– Campo de verano EcoAldea – Aldeas Infantiles SOS –

 

 

Translate »